La destrucción de la tierra es ocasionada por múltiples factores entre ellos la utilización de agroquímicos, la contaminación ambiental, este último una de las problemáticas más graves que se debe enfrentar, puesto que es una realidad que está afectando directamente a todos los seres vivos incluyendo vegetales y animales.

Los abonos orgánicos son una importante alternativa de fertilización, ya que suplen las necesidades biológicas del suelo, poseen propiedades fisicoquímicas que mejoran e incrementan la producción de cultivos, generan resistencia a enfermedades y plagas en los mismos y además son de fácil elaboración pues pueden ser producidos a nivel de finca y representan precios menores en cuanto fertilizantes químicos.

Ante esta problemática en el campo, las y los miembros de la comunidad indígena de Las Mesas, Yamaranguila, Intibucá, reciben capacitación por radio en seguridad alimentaria y nutricional bajo un enfoque agroecológico, en el marco del proyecto SAN Radio.

La capacitación por radio en SAN incluye el desarrollo de una currícula y programas de radio relacionados a la temática, incorporando actores locales y el desarrollo de prácticas indígenas tradicionales de producción, realizando prácticas en parcelas y cocinas demostrativas una vez por mes a la finalización de cada módulo.

“Nuestra parcela le podríamos decir que es especial, porque es un ejemplo de cómo los agroquímicos destruyen la tierra, tuvimos que apropiarla a lo orgánico, porque carecía de vitaminas, ahora ya estamos sembrando en ella, gracias a las prácticas elaboradas con el grupo de técnicos de la Red de Desarrollo Sostenible Honduras (RDS-HN),” indicó Paula Lorenzo, facilitadora del Proyecto SAN.

Paula Lorenzo, facilitadora del Proyecto SAN.

La RDS-HN en asoció con International Development Enterprises (iDE), instalaron sistemas de riego de baja presión en las comunidades indígenas que participan en el proyecto SAN Radio, orientadas a fomentar la diversificación agrícola y la Seguridad Alimentaria y Nutricional, y por consiguiente a mejorar las condiciones de vida de las familias indígenas.

“Este sistema permite ahorrar agua y son muy recomendables para el desarrollo de la planta, ideales para cultivos en camas, bancos y camellones, se adaptan a todo tipo de cultivos como ser: hortalizas, tubérculos, granos básicos y frutales” dijo Paula Lorenzo.

La aplicación de compuestos orgánicos es la alternativa para el mejoramiento del suelo, estos aumentan a lo largo del tiempo una capa orgánica en la tierra y con su aplicación frecuente se mejoran características importantes para el manejo productivo: compactación, permeabilidad, aireación, pH, absorción de nutrientes y humedad, entre otros, razones por lo que la RDS-HN, junto con instituciones como iDE, trabajan para recuperar el campo y mejorar la sostenibilidad de las familias en las comunidades.

Print Friendly, PDF & Email
Suelo orgánico para la siembra: Una alternativa agroecológica que permite la recuperación de la tierra