Legal Hackers es un movimiento global conformado por personas de diversos ámbitos profesionales, que exploran y desarrollan soluciones creativas, para algunos de los problemas más apremiantes en la intersección de la ley y la tecnología. A través de talleres, conferencias o capacitaciones se detectan problemas y oportunidades donde la tecnología puede mejorar e informar a la práctica de la ley.

Este movimiento comenzó en 2012 en Brooklyn, NY. Hoy en día, los capítulos de Legal Hackers existen en más de 130 ciudades en seis continentes; En Honduras es impulsado por la RDS-HN, con el objetivo de ayudar a la visibilización de ideas y oportunidades, usando la tecnología para mejorar la práctica del Derecho y el ejercicio de la profesión, los resultados del “hackeo legal” pueden ser desde una solución basada en tecnología legal, una mejora en la manera de proveer servicios legales, nuevas maneras de abordar el desarrollo de políticas públicas en temáticas como protección de datos personales, propiedad intelectual y conocimiento abierto.

En esta ocasión, el Capítulo Tegucigalpa de Legal Hackers, como parte de su compromiso por cumplir esos objetivos, imparte un taller de ciberseguridad y de ingeniería forense a Procuradores del Consultorio Jurídico de la Universidad Autónoma de Honduras (UNAH-CU).

En este espacio se abordaron temas relevantes y de actualidad en el área de la tecnología legal, con la colaboración del equipo técnico de la Red de Desarrollo RDS-HN, quienes explicaron sobre la creación del Legal Hackers (piratas informáticos legales), ciberseguridad en el área legal e ingeniería forense.

Actualmente, los despachos de abogados ya utilizan software creado a base de inteligencia artificial para interactuar de forma más eficiente con los usuarios. Los asistentes virtuales, en muchos casos tienen el potencial de mejorar el servicio al cliente al tiempo que reducen costos; ayudando con preguntas frecuentes, dirigiendo a clientes potenciales al sitio web o incluso dirigiendo preguntas a las personas adecuadas en el despacho, ahorrando tiempo tanto de los clientes como del personal.

En este sentido, debemos ver el lado bueno de la tecnología, y aprovechar todos los beneficios que ésta puede ofrecernos. Especialmente porque en nuestro país aún tenemos mucho por aprender cuando se trata de innovación tecnológica.

Print Friendly, PDF & Email
Legal Hackers Capítulo Tegucigalpa continúa capacitando Procuradores de Justicia en temas de Ciberseguridad e Ingeniería Forense