Con el proyecto de Seguridad Alimentaria y Nutricional SAN, apoyado por La Fundación Interamericana (IAF), y ejecutado por La Red de Desarrollo Sostenible-Honduras (RDS-HN), en seis municipios de los departamentos de La Paz, Intibucá y Francisco Morazán, cuya población en su mayoría es de origen lenca, se busca involucrarlos en los procesos de transición de la agricultura tradicional hacia la agroecología, para que repercutan en un mejoramiento de sus procesos productivos.

La Agroecología, es una de las orientaciones que participan en la construcción de un desarrollo rural sostenible, desde el pensamiento alternativo.

Impulsar la agroecología como una estrategia de seguridad alimentaria en estas comunidades es todo un reto, primero porque hay que convencer a los involucrados que la agroecología es la mejor opción de producción agrícola, involucrándolos en un proceso de revaloración de sus propios saberes y conocimientos.

Al implementar estas prácticas agroecológicas se crea resiliencia mediante la diversificación de la producción agrícola, el uso de diferentes cultivos, especies, que minimizaran los riesgos de la perdida de sus cultivos y su inversión.

En tal sentido, la RDS-HN, considerando que la actividad rutinaria de la agricultura ya no es una opción viable, y el uso generalizado de los agroquímicos ha contribuido a la degradación de la tierra, la contaminación del agua y la perdida de la biodiversidad, implementa diversos talleres formativos en las diferentes comunidades, a través de los programas transmitidos diariamente por las radios comunitarias (SAN Radios), y las prácticas realizadas en las parcelas y cocinas demostrativas, a través de la metodología participativa que facilita la sensibilización, el desarrollo de conciencia y la trasformación de conductas, partiendo de los problemas cotidianos que viven día a día en sus parcelas.

Ana Escobar, Coordinadora del área de Agroecología de la RDS-HN.

“El principal daño que causan los agroquímicos al ambiente es que arrasan con todo lo que encuentran en el camino, matando las plantas y los animales, al usarlos de forma continua se crea una resistencia tanto en las plagas, malezas y enfermedades, son unos de los principales contaminantes del agua” explicó Ana Escobar, Coordinadora del área de Agroecología de la RDS-HN.

Con las prácticas en las parcelas demostrativas, se estudian múltiples aspectos que incluyen la humedad del suelo, el vigor de dicho forraje, la sobrevivencia y la calidad nutricional, que luego se convierten en opciones alimenticias, este modelo recoge el conocimiento que por años fue utilizado por los indígenas-lencas.

Print Friendly, PDF & Email
La Agroecología una alternativa de seguridad alimentaria y nutricional para las comunidades indígenas