Las consecuencias del Covid-19 en mujeres embarazadas son inciertas. No obstante, y ante la falta de evidencia científica,  The Lancet ha publicado un protocolo de gestión para los profesionales sanitarios. Las consecuencias de la infección con SARS-CoV-2 para los embarazos son inciertas.

De este modo, desde The Lancet se recomienda que cualquier mujer embarazada que haya viajado a un país afectado por el Covid- 19 o que haya tenido contacto cercano con un infectado debe hacerse la prueba de amplificación de ácido nucleico del SARS-CoV-2 (virus que provoca el Covid-19). Esta prueba deberá realizarse, aunque la mujer embarazada esté asintomática.

Las mujeres embarazadas que estén asintomáticas deben controlarse a sí mismas en el hogar para detectar las características clínicas del Covid-19 durante al menos 14 días. Estas pacientes, explican, “deben controlarse con ultrasonidos de crecimiento fetal bimensuales y evaluaciones Doppler debido al riesgo potencial de restricción del crecimiento intrauterino”. Por otro lado, las mujeres embarazadas con neumonía por Covid-19 deben ser tratadas “por un equipo multidisciplinario en un centro de atención médica”.

En los casos más graves, cuando se detecte posibilidad de sepsis o fallo orgánico, la paciente debe ser transferida a una unidad de cuidados intensivos.

¿Se transmite el Covid-19 durante el embarazo?

En el estudio se analiza el caso de nueve mujeres embarazadas que ingresaron en el Hospital Zhongnan de la Universidad de Wuhan, en China.

Se evaluó la posible transmisión vertical intrauterina mediante la prueba de la presencia de SARS-CoV-2 en líquido amniótico, sangre de cordón umbilical y muestras de hisopos de garganta neonatales. También se recolectaron muestras de leche materna y se analizaron en pacientes después de la primera lactancia.

Las nueve mujeres embarazadas se sometieron a una cesárea y todos los bebés nacieron con normalidad. No se observaron asfixias neonatales. Los recién nacidos obtuvieron una puntuación en la prueba de Apgar de 1 minuto de 8 a 9 y una puntuación de 5 minutos de 9 a 10.

Esta prueba evalúa la frecuencia cardíaca del bebé, su tono muscular y otros signos para determinar si necesita ayuda médica adicional o de emergencia. Un bebé que obtiene una puntuación de 7 o superior en la Prueba de Apgar se suele considerar que tiene un buen estado de salud.

Además, se analizaron las muestras de líquido amniótico, sangre del cordón umbilical, hisopo neonatal de la garganta y leche materna de seis pacientes para detectar el Covid-19, y todas las muestras dieron negativo para el virus.

Decidir el momento del parto

El documento emitido por The Lancet asegura que serán los clínicos los que deberán elegir el momento del parto, teniendo en cuenta la semana de gestación, las condiciones maternas, fetales y del propio parto. Siempre que sea posible, puntualizan, “se debe favorecer el parto vaginal mediante la inducción, con un posible parto instrumental para evitar el agotamiento materno y complicaciones quirúrgicas innecesarias en una paciente ya enferma”. Por el contrario, “el shock séptico, la insuficiencia orgánica aguda o el sufrimiento fetal deben provocar un parto por cesárea de emergencia (o la terminación, si es legal, de la viabilidad fetal)”.

Protocolo después del parto

Los recién nacidos de madres infectadas con Covid-19, explica el informe, deben aislarse durante al menos 14 días o hasta que desaparezca el virus. Durante este tiempo los expertos no recomiendan la lactancia materna directa.

Prevenciones para embarazadas

1- Cumplir en forma estricta el lavado de las manos, usar tapabocas en caso de sentir síntomas, no tocarse la cara, boca, ojos y nariz, evitar los saludos con besos o con las manos y evitar las multitudes.

2- Asistir tempranamente al control prenatal y cumplir el esquema de citas programadas. Colocarse las vacunas sugeridas por su médico tratante durante el embarazo.

3- Mantenerse alejadas de personas con tos o infección respiratoria.

4- Estar pendientes de las recomendaciones de las autoridades sanitarias y de las sociedades científicas relacionadas con Covid-19 y otros virus respiratorios.

5- Asistir a consulta médica si se presentan síntomas relacionados con la esfera respiratoria (fiebre, tos, secreción nasal, estornudos), también si se evidencian síntomas que sugieran la presencia de una enfermedad infecciosa (como secreción vaginal), o una complicación obstétrica (como sangrado vaginal).

6- Si se ha regresado de viaje en los últimos 14 días, informar de ello al médico obstetra tratante. Evitar viajes y acatar la cuarentena.

7- En presencia de brotes, epidemias o pandemias como el nuevo coronavirus debe considerarse otorgar licencias médicas (permisos especiales) de trabajo a las embarazadas.

8- Las trabajadoras de salud embarazadas, como médicos o enfermeras, no deben ver pacientes con sospecha o confirmación de Covid-19.

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Covid-19: nuevo protocolo para mujeres embarazadas